Pollo al vino blanco con oliva al limón

Comienza el invierno y lo que se necesita para esta época es elegir comidas calientes, sustanciosas, armónicas para que luego, cuando el frío se despida de nosotros, los kilos no se hayan acumulado.

No te aburras con los sabores de siempre: prueba esta receta con un toque especial de aceite de oliva virgen extra VIRIDIAN y sorprende a tu familia y a tus invitados.

  • En una asadera, dispone unas cebollas cortadas en rodajas finitas y cúbrelas con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra VIRIDIAN y dos cucharadas de jugo de limón.
  • Tomá dos pata-muslo con piel (pueden ser pechugas, también) y ubicalas encima.
  • Agrega sal a gusto, una taza de vino blanco, una cucharada de salsa de soja y coloca todo en el horno, a fuego fuerte.
  • A la media hora, vuelve a rociar el pollo con una mezcla de oliva y soja, procurando añadir un poco más de vino (tiene que estar tibio si no quieres romper la asadera).
  • Cocina todo durante media hora más, hasta que la carne del pollo esté a punto.
  • Retira las piezas y procesa el fondo de cocción con la minipimer para hacerlo salsa (si queda muy espesa, puedes diluirla con caldo o agua).
  • Para acompañar, unas papas hervidas.
  • Sirve el pollo cubierto con la salsa, las papas con una pizca de pimentón, y dale al plato el toque maestro: un hilo de aceite de oliva virgen extra VIRIDIAN, que aportará frescura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *